26.9 C
San Luis

Block title

viernes, abril 19, 2024
InicioPolicialesCaso Cecilia Strzyzowski: los restos hallados en el río estaban demasiado quemados...

Caso Cecilia Strzyzowski: los restos hallados en el río estaban demasiado quemados y no se pudo hacer el estudio de ADN

Así lo confirmó el Equipo Argentino de Antropología Forense que debía tomar las muestras halladas.

El Ministerio Público Fiscal de Chaco confirmó este viernes que los restos humanos hallados en el río Tragadero, en medio de la investigación por el presunto femicidio de Cecilia Strzyzowski, no tenían suficiente ADN para poder llevar adelante un estudio que confirme si pertenecían efectivamente a la joven desaparecida en Chaco.

Así lo indicaron fuentes judiciales a Clarín. Según explicaron, los huesos hallados en el lecho del río en las afueras del campo de Emerenciano Sena estaban demasiado quemados para poder realizar la prueba. “En el estado que se encontraban no se puedo extraer ADN”, explicaron.

“La conclusión de los análisis genéticos es la imposibilidad de obtener resultados de ADN de las muestras óseas y dentales estudiadas, ello teniendo presente que dichos elementos se encontraban en estado de carbonización a calcinados, condición que afecta severamente la conservación de la piezas y limita la posibilidad de extracción de ADN de calidad”, sostuvo un informe que emitió este viernes el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) de Córdoba.

Se trata restos de huesos que el Instituto de Medicina Forense de Córdoba confirmó que efectivamente eran humanos. Eran tres restos, una falange de dedos de la mano y del pie.

Los restos habían sido hallados en la zona de Campo Rossi por indicación de Gustavo Obregón, chofer de los Sena, quien describió en su declaración indagatoria cómo y dónde se hizo el traslado de lo que sería el cuerpo de Cecilia. También contó que lo quemaron y luego arrojaron los restos al río.

Entre esos restos también encontraron un dije carbonizado que Gloria Romero, madre de Cecilia, confirmó que era de su hija. Los mismos habían sido trasladados a Córdoba para que el EAAF intentara rastrear si tenían suficiente ADN para una prueba.

Del otro lado, los abogados que defienden a César Sena sostienen que “no tienen nada”. “Es lo que venimos planteando desde un primer momento, que el estudio iba a resultar negativo. No hay nada y ellos sabían eso”, explican a este medio.

Hasta el momento, las pruebas genéticas que más complica al clan fue el hallazgo de manchas de sangre en la casa de los Sena, las cuales correspondían efectivamente a Cecilia. Las mismas estaban en la pared de uno de los cuartos, y en una serie de muebles que habían sido donados por el clan al Barrio Emerenciano.

Se trata de la parrilla de una cama y de un colchón. Desde la defensa sostienen que habían sido donados con anterioridad al crimen.

La otra muestra que podría comprometer aún más a los Sena fue un peritaje sobre la camioneta de César Sena, pareja de Cecilia. Allí el Luminol detectó manchas de sangre, las cuales se confirmó que eran humanas. Ahora, el Instituto de Medicina y Ciencias Forenses (IMCiF) de Chaco deberá determinar si efectivamente eran de la joven desaparecida.

NOTICIAS RELACIONADAS

MAS LEIDAS