17 C
San Luis

Block title

domingo, abril 21, 2024
InicioPolicialesComenzaron a juzgarlo por intentar matar a su expareja

Comenzaron a juzgarlo por intentar matar a su expareja

Herida, en el piso y con una fuerte crisis de nervios, a Cintia Ortegas se le cruzaron decenas de cosas por la cabeza; la principal fue que podía morir allí, en su lugar de trabajo. Segundos antes, su expareja, Juan Dardo Marín, le había dado un balazo en la pierna, ofuscado porque ella había terminado la relación e impuesto una orden de restricción en su contra.

 

A pesar de eso, el hombre fue a buscarla al colegio en el que trabajaba, con un revólver en la mochila, e hizo cinco disparos dentro del establecimiento, en el que más de 200 chicos cursaban sus clases. Este miércoles, el agresor comenzó a ser juzgado por un tribunal, acusado por intento de femicidio en perjuicio de la mujer y por intento de homicidio en perjuicio del regente de la escuela, con un pedido de 15 años de prisión.

La apertura del debate oral contó con tres testigos, entre ellos, Ortegas, atacada el 25 de octubre del año pasado, a la siesta, dentro de la escuela “Ingeniero Germán Avé Lallemant” de Juana Koslay.

 

La mujer contó que conoció a Marín hace 22 o 23 años, que se casaron en 2002 y que fruto de la relación tuvieron dos hijos. También, que el matrimonio tuvo altibajos y que los primeros problemas comenzaron por infidelidades del hombre. “Otro tema importante es que yo me hacía cargo de todo, no tenía ayuda de él”, explicó en referencia a que él no tenía trabajo fijo y tampoco colaboraba con responsabilidades de los chicos.

Ante los jueces lo presentó como una persona sumamente controladora, que necesitaba saber dónde estaba en todo momento, que la descalificaba constantemente y que decía que ella le era infiel. No obstante, ante una pregunta de la fiscal de Juicio Virginia Palacios, descartó que el hombre haya impedido sus vínculos con su familia y amigos e incluso contó que, hasta un episodio ocurrido el 19 de octubre de 2022, él nunca había ejercido violencia física sobre ella. “Era insoportable, pero yo tenía que seguir adelante porque muchas cosas dependían de mí”, recordó.

 

Ella lo denunció dos veces. La primera en 2017, luego de que desapareciera dinero de su caja de ahorros, y la segunda en octubre del año pasado, seis días antes de lo que ocurrió en la escuela, cuando Marín llegó a su casa con la excusa de buscar unas llaves y la agredió tomándola del cuello y tapándole la boca y nariz con la mano. “¿Tanto te vas a hacer rogar?”, contó que le decía. Esa misma tarde lo denunció por violencia en la Comisaría 5ª de Juana Koslay y un juzgado de Familia ordenó una restricción de acercamiento.

FUENTE : EL DIARIO DE LA REPUBLICA.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

MAS LEIDAS