1.8 C
San Luis

Block title

lunes, mayo 27, 2024
InicioPoliciales"Decimos que estabas nerviosa y anulamos tu testimonio", un nuevo chat muestra...

“Decimos que estabas nerviosa y anulamos tu testimonio”, un nuevo chat muestra cómo Marcela Acuña intentó manipular a una testigo

Un peritaje reveló los mensajes de la dirigente con su mano derecha, Fabiana González, una de las acusadas por encubrimiento del femicidio de Cecilia Strzyzowski.

Marcela Acuña intentó desde un primer momento entorpecer la investigación del femicidio de Cecilia Strzyzowski. Así se desprende de una serie de mensajes encontrados en el teléfono de la dirigente piquetera, en los que busca direccionar las declaraciones de sus colaboradores estrechos para armar la estrategia ante la justicia.

Se trata de una comunicación que tuvo con Fabiana González, su mano derecha, luego de que esta declarara ante la fiscalía el día 8 de junio. Fue un día antes de la detención de Acuña y de Emerenciano Sena, acusados de participar en lo que era una “desaparición” hasta el momento.

El documento, al que tuvo acceso Clarín, forma parte del expediente y será utilizado para tratar de mantener las prisiones preventivas sobre Acuña y Emerenciano. Es que durante este jueves tienen lugar en Resistencia las audiencias de oposición pedidas por la defensa de los Sena para lograr su libertad.

Los abogados del clan plantean que Acuña y Emerenciano no participaron del crimen y no existen pruebas que los vinculen. La resolución está a cargo del juez de garantías Nº 2 de Resistencia, Héctor Horacio Sandoval.

“Vamos a anular la testimonial diciendo que estabas nerviosa y te confundiste en algunos tiempos”, le escribe Acuña a González, y le manda además pasajes de la declaración que ella y César Sena habían hecho esa misma tarde. El objetivo era unificar criterios.

“Aprendete de memoria vos, Gustavo y Diana. Lean y relean lo de César”, agrega Acuña. Según cuentan a Clarín fuentes judiciales, el testimonio de González fue clave para que el fiscal Jorge Cáceres Olivera comience a sospechar de la participación de los Sena en la desaparición de Cecilia. González es una de las detenidas: está acusada de encubrimiento.

Los mensajes de Acuña para manipular un testigo claveLos mensajes de Acuña para manipular un testigo clave

Cronología de una fecha bisagra

El jueves 8 de junio fue una fecha bisagra en la investigación del caso Cecilia. La joven desapareció el viernes 2, cuando entró por última vez en casa de los Sena. Supuestamente tenía un viaje a Ushuaia con César, su pareja. Gloria Romero, madre de Cecilia, hizo la denuncia el martes 6, cuando no pudo comunicarse por celular con su hija.

La causa cayó en la fiscalía especializada en género N°4, a cargo del fiscal Jorge Cáceres Olivera. Luego de tomarle declaración a la familia de Cecilia, el miércoles 7 envió una citación a César para el jueves 8. Al recibirla, su madre amenazó con llamar “al gobernador y al jefe de policía de la provincia”, y alertó que su hijo iría, pero acompañado de un grupo de piqueteras de su agrupación “Mujeres al frente”.

César declaró como testigo en aquella ocasión. Contó sobre su relación con Cecilia, dijo que había ido a su casa pero que se fue luego de una discusión y que se llevó su teléfono celular encima. Acuña reforzó esa versión y dijo que su nuera había ido “a pedir plata” y reconstruye lo que fue el resto de la jornada, incluyendo algunas actividades partidarias que tenía el clan.

César Sena, 8 de junio, minutos después de declarar ante los fiscalesCésar Sena, 8 de junio, minutos después de declarar ante los fiscales

Luego de declarar, César recibió los abrazos de toda la militancia que lo esperaba en la Comisaría 3 de Resistencia y habló con el medio local Portal Del Norte. Allí dijo que estaba “un poco mal”, que contó “todo lo que sabía”. “Es una situación mediática como toda la vida con mi familia, que los efectivos vayan y se queden a vivir en mi casa. Tengo miedo que le pase algo (a Cecilia)”, dijo quebrando la voz.

Acuña también declaró a la prensa en una insólita entrevista. “Nos dijeron que era una testimonial cuando en realidad era una imputación. Nos hicieron trampa en todas las preguntas, pensando que estabamos mintiendo. En estos momentos hay una compañera secuestrada ahí adentro porque le están haciendo miles y miles de preguntas. Es una trampa de la justicia basura y de sectores de la policía. Nosotros venimos con la verdad”, afirmó.

La compañera que supuestamente estaba secuestrada era Fabiana González.

“Si lo quieren meter en cana (a César) porque es el hijo de Emerenciano, que lo hagan. Pero tienen que tener los huevos para hacerlo. Lo quieren incriminar. Yo ahora lo voy a mandar a casa y vamos a tomar la comisaría“, dijo. Luego, con la cámara todavía prendida, ella y un grupo de veinte piqueteras se metieron en la comisaría para tratar de sacar a González.

Allí un grupo de al menos 15 militantes comenzaron a empujar a los tres oficiales de policía que intentaban contener la situación. Lograron meterse hasta una escalera y destrozaron la comisaría. Finalmente, un grupo de oficiales logró contener la situación y González siguió declarando.

Ese día por la tarde Marcela consiguió las testimoniales suya y de su hijo y se las reenvió a Fabiana. “Esto declaró César, Fabi. Aprendete de memoria vos, Gustavo y Diana. Vamos a anular la testimonial diciendo que estabas nerviosa y te confundiste algunos tiempos. Lean y relean lo de César”, sostuvo en un par de mensajes.

Marcela Acuña y Fabiana González (Foto gentileza mascontenidos.net)Marcela Acuña y Fabiana González (Foto gentileza mascontenidos.net)

“Ya hablé con otro abogado, Juan no sirve”, agrega en otro mensaje. Se trata de Juan Díaz, el primer letrado que tuvieron los Sena y que luego fue apartado. Es el mismo que luego dijo que desestimó tomar la defensa porque “era un caso criminal”. “Emerenciano Sena es un delincuente, César Sena también. Nos enfrentamos a un grupo de criminales. Debemos decir la verdad, no ocultarla”, contó a medios de Corrientes.

Al otro día de la declaración de González, la fiscalía ordenó allanar la casa de los Sena. Por la noche, ordenó la detención de Emerenciano, Acuña y César. Los dos padres fueron encarcelados, mientras que el joven se presentó ante los fiscales al otro día. Fue una conmoción. Eran los dos dirigentes más poderosos de Chaco.

Los Sena quedaron detenidos desde entonces, acusados de planificar y ejecutar el crimen de Cecilia. Hoy el juzgado de garantías debe decidir si les devuelve o no la libertad.

NOTICIAS RELACIONADAS

MAS LEIDAS