5.9 C
San Luis

Block title

miércoles, mayo 22, 2024
InicioInternacionalGolpe de Estado en Níger: Estados Unidos se suma a la negociación...

Golpe de Estado en Níger: Estados Unidos se suma a la negociación para una salida diplomática

La número dos de la diplomacia de Washington estuvo en el país africano. Busca evitar una intervención militar de países aliados.

¿Es que hay una solución diplomática en el golpe militar en Níger, el país más pobre de África, rico en Uranio y plagado de yihadistas, que Francia y Estados Unidos combaten? Esta es, por ahora, la salida que el gobierno norteamericano está promocionando antes que la intervención militar, sin retirar las tropas que allí tiene desplazadas.

La Ecowas, que agrupa a los países africanos, se reunirá el jueves en Nigeria, en medio de diferencias sobre la operación militar, con la que amenazó para restaurar al presidente destituido y aun encerrado en el palacio, Mohamed Bazoum.

Una alta funcionaria estadounidense ha mantenido conversaciones, cara a cara, con los líderes militares de Níger, tras el golpe de Estado del mes pasado. Pero no con el líder golpista.

La propuesta de Estados Unidos

La subsecretaria de Estado interina, Victoria Nuland, dijo que las conversaciones habían sido “extremadamente francas y, en ocasiones, bastante difíciles”.

Washington ha dicho que el golpe “aún puede terminarse diplomáticamente” y que el presidente Mohamed Bazoum sea reincorporado. Mientras tanto ha suspendido los pagos de ayuda, sin desmantelar su base de drones ni desmovilizar sus tropas de Níger.

El coronel Amadou Abdramane, miembro de la junta que tomó el poder en Níger, lee un comunicado por TV, este lunes. Foto: AFPEl coronel Amadou Abdramane, miembro de la junta que tomó el poder en Níger, lee un comunicado por TV, este lunes. Foto: AFP

Hablando con los periodistas de la capital, Niamey, Nuland dijo que, en conversaciones que duraron más de dos horas, Estados Unidos había ofrecido su ayuda “si hay un deseo por parte de las personas responsables de que esto vuelva al orden constitucional”.

Nuland contó que se había reunido con el nuevo jefe de personal militar, el general de brigada Moussa Salaou Barmou. Pero no con el autoproclamado nuevo líder de Níger, el general Abdourahamane Tchiani, ni con Bazoum.

Bazoum permanece detenido en el palacio, con el agua cortada y sin electricidad. Pero ha hablado previamente con funcionarios estadounidenses por teléfono y publicó una columna en The Washington Post . Solicitó su intervención para que Niger y el Sahel “no queden bajo la influencia rusa” , gracias a los mercenarios de “Wagner”.

Nuland dijo que también expresó su preocupación por las afirmaciones de que los líderes del golpe habían pedido ayuda al grupo mercenario Wagner de Rusia para mantener el control del país.

“Las personas que han tomado esta acción aquí entienden muy bien los riesgos para su soberanía cuando se invita a Wagner”, explicó la funcionaria.

Victoria Nuland, número dos de la diplomacia de Estados Unidos, busca el diálogo en Níger. Foto: BLOOMBERGVictoria Nuland, número dos de la diplomacia de Estados Unidos, busca el diálogo en Níger. Foto: BLOOMBERG

El general Tchiani, ex jefe de la guardia presidencial de Bazoum, tomó el poder el 26 de julio y dijo que quería evitar “la desaparición gradual e inevitable” de Níger.

La realidad es que el presidente depuesto lo iba a pasar a retiro cuando actuó. El ejército se plegó para evitar un enfrentamiento mayor con la guardia presidencial, que inició el golpe.

La intervención de la comunidad africana

Ecowas, un bloque comercial de 15 Estados de África Occidental, había emitido una fecha límite a la medianoche del domingo para que los líderes de la junta de Níger se retiraran y restauraran al presidente electo. Los golpistas se atrincheraron para la batalla y no se fueron.

Pero los senadores nigerianos se niegan a aprobar la intervención militar de sus tropas y se necesita legalmente esa ley. Argelia, que no forma parte de ECOWAS pero es una de las potencias militares regionales, cree que una operación “va a incendiar” irremediablemente todos los países del desierto de Sahel.

Los líderes del golpe respondieron a una amenaza de acción militar del bloque, cerrando el espacio aéreo de Níger. Una enorme complicación para los vuelos de todas las compañías europeas, a las que no les queda en la zona subshariana un país para reabastecerse de combustible y cancelaron los vuelos a la región o los desviaron.

Camiones con bolsas de arroz en Niamey, la capital de Níger. Muchos salen a comprar en cantidad tras el golpe. Foto: AFPCamiones con bolsas de arroz en Niamey, la capital de Níger. Muchos salen a comprar en cantidad tras el golpe. Foto: AFP

La creciente inestabilidad en la región obligó el lunes a la antigua potencia colonial, Francia, a advertir a sus ciudadanos que no viajen a la región del Sahel, y a que los que todavía están allí, sean cautelosos debido al sentimiento anti-francés.

“Es esencial limitar los viajes, mantenerse alejado de cualquier reunión y mantenerse informado regularmente sobre la situación”, dijo en un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Esfuerzos diplomáticos

La junta en Níger declaró el domingo que tenía información de que “una potencia extranjera” se estaba preparando para atacar el país, luego de informes de que los jefes militares de Ecowas habían elaborado un plan detallado para el uso de la fuerza.

Anteriormente, Abdel-Fatau Musah, comisionado de asuntos políticos, paz y seguridad de Ecowas, dijo que si bien se habían elaborado “todos los elementos” sobre una “intervención eventual”, el organismo quería que “la diplomacia funcionara”.

Durante el fin de semana, el Senado de Nigeria discutió la situación en Níger. Fue después de que el presidente Bola Tinubu le escribiera sobre las resoluciones de Ecowas, que imponen sanciones y el posible uso de la fuerza militar.

Los medios locales informan que hubo una fuerte oposición a la intervención militar. Especialmente de los senadores, que representan a los estados cercanos a la larga frontera que comparten los dos países. Sin autorización del Senado, Nigeria no puede participar militarmente.

El presidente nigeriano Tinubu ha sido especialmente elocuente, al exigir que el ejército de Níger deje el poder y ha amenazado con usar la fuerza si no lo hacen. Pero necesita la aprobación de los legisladores para cualquier intervención militar extranjera.

Los líderes del golpe no parecen mostrar signos de voluntad de ceder el poder. El domingo miles de sus seguidores se manifestaron desafiantes en un estadio en la capital, Niamey.

Níger es un importante productor de uranio, un combustible que es vital para la energía nuclear, y le provee al 60 por ciento de las centrales nucleares francesas. Bajo el mando del presidente Bazoum, el país fue un aliado occidental clave en la lucha contra los militantes islamistas, en la región del Sahel en África occidental.

Autos quemados en las violentas protestas en Niamey, capital de Níger, tras el golpe de Estado de fines de julio. Foto: AFPAutos quemados en las violentas protestas en Niamey, capital de Níger, tras el golpe de Estado de fines de julio. Foto: AFP

El rol del grupo Wagner

El ejército dijo que tomó el poder debido a la inseguridad y la situación económica. Pero ha habido sugerencias de que se produjo después de los informes de que el líder del golpe estaba a punto de ser despedido. Un golpe de palacio.

Se teme que los militares busquen cambiar su lealtad a Francia y Estados Unidos por Rusia y cerrar allí las bases francesas y estadounidenses, como hicieron con Francia en Malí.

El grupo mercenario ruso Wagner se está “aprovechando” de la inestabilidad en Níger, dijo a la BBC el secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken.

Los líderes del golpe han pedido ayuda a Wagner, que se sabe que está presente en el vecino Malí. Llegaron el sábado a Niger.

Blinken dijo que no creía que Rusia o Wagner instigaran el golpe de Níger. Sin embargo, a EE.UU. le preocupaba que el grupo “posiblemente se manifestara” en partes de la región del Sahel, dijo al programa Focus on Africa de la BBC.

“Creo que lo que pasó, y lo que sigue pasando en Níger, no fue instigado por Rusia ni por Wagner. Pero… trataron de aprovecharse de ello”. “Cada lugar al que ha ido este grupo de Wagner ha seguido la muerte, la destrucción y la explotación”, dijo Blinken.

Wagner tiene miles de combatientes en países como la República Centroafricana (RCA) y Malí, donde tiene intereses comerciales lucrativos pero también refuerza las relaciones diplomáticas y económicas de Rusia.

Los combatientes del grupo han sido acusados de abusos generalizados contra los derechos humanos en varios países africanos.

El líder de Wagner, Yevgeny Prigozhin, instó a la junta a “llamarnos”, en un mensaje de voz subido a Telegram el martes.

“Estamos siempre del lado de los buenos, del lado de la justicia y del lado de los que luchan por su soberanía y por los derechos de su pueblo”, dijo.

Niger y Burkina Faso, que son miembros de Ecowas, enviaron una delegación a la capital de Níger, Niamey, para asegurar a los líderes del golpe que acudirán en su defensa contra las otras naciones de África occidental y sus aliados occidentales, si es necesario.

Mientras tanto, la junta ha designado al ex ministro de finanzas del país, Ali Mahaman Lamine Zeine, como nuevo primer ministro del país tras el golpe. Zeine reemplaza a Mahamadou Ouhoumoudou, quien estaba en Europa durante el golpe.

Las fuerzas armadas de Níger han estado trayendo refuerzos a la capital para prepararse para una posible intervención militar. Un convoy de unas 40 camionetas llegó al anochecer del domingo con tropas de otras partes del país para tranquilizar a un público nervioso y prepararse para una posible batalla.

Lo que viene después no está claro. Los líderes de Ecowas dicen que su preferencia es encontrar una solución diplomática a la crisis. Pero han sostenido que están dispuestos a usar la fuerza como último recurso para devolver al poder al gobierno elegido democráticamente de Níger. El bloque está programado para celebrar otra reunión sobre la situación el jueves.

La jefa de la Ecowas y ex presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, dijo el lunes que cree que el grupo podrá encontrar una solución a la situación en Níger.

“Realmente creo que puede parecer ahora que nos dirigimos hacia una gran crisis, nos dirigimos hacia una gran violencia y conflictos. Creo que las autoridades de la Ecowas encontrarán una salida a eso”, dijo Sirleaf a Isa Soares de CNN.

Agregó que el bloque de naciones no “daría ningún paso que resultara en la destrucción de países o la muerte de personas”.

Mientras tanto, el secretario general de la ONU, António Guterres, dijo el lunes que estaba “preocupado” por la detención de Bazoum, según un comunicado de su portavoz.

La incertidumbre ha sacudido a los residentes de Niamey, la capital. Algunas personas acudieron en masa a los supermercados para comprar alimentos básicos como arroz y aceite de cocina a granel, mientras que otros intentaron huir. Los empleados de las empresas locales de autobuses dijeron que la mayoría de las líneas que salen de la capital estaban completas.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, llegó a Malí por segunda vez en dos semanas. Prometió apoyo militar continuo a ese país de Africa, que ha estado luchando contra una insurgencia yihadista desde 2012. El año pasado, Malí le dio la espalda a la antigua potencia colonial Francia y favoreció la ayuda de Rusia.

Rusia tiene como objetivo apuntalar a los aliados mientras continúa la guerra de Ucrania. Pero su participación en África Occidental es anterior a eso y ha ido creciendo con el tiempo.

Llega el canciller de Rusia

Sergei Lavrov, que se encuentra en un viaje de dos días a Malí, describió la ambición de Moscú de brindar respaldo militar a los gobiernos de África occidental en la batalla contra los militantes islamistas.

El gobierno militar de Malí ha rechazado las críticas que le hacen de su inclinación a Rusia como socio.

“Ya no justificaremos nuestra elección de socio. Rusia está aquí a pedido de Malí y responde de manera eficiente a nuestras necesidades estratégicas”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores , Abdoulaye Diop, durante una rueda de prensa conjunta con su homólogo ruso.

Hace ya más de un año que los combatientes del Grupo Wagner comenzaron a operar en Malí, aunque las autoridades nunca lo han confirmado formalmente.

Las víctimas civiles como resultado de la violencia se duplicaron con creces el año pasado, según datos de la organización de mapeo de crisis Acled Info.

NOTICIAS RELACIONADAS

MAS LEIDAS