12.3 C
San Luis

Block title

martes, abril 23, 2024
InicioSaludHepatitis A, B y C: en qué se diferencian, cómo se contagian,...

Hepatitis A, B y C: en qué se diferencian, cómo se contagian, se detectan y previenen

En el Día Mundial de la Hepatitis, especialistas hacen hincapié en la vacunación contra la A y la B y en la detección y tratamiento de la C.

La historia de las hepatitis virales registró cambios profundos en los últimos años. En Argentina no se realizan trasplantes de hígado por falla hepática por hepatitis A (VHA)  en niños y niñas vacunados desde 2007, gracias a la estrategia de inmunización que empezó en 2005. Mientras que el desarrollo de medicamentos para tratar la hepatitis C (VHC) se considera una revolución, ya que permite la cura en la mayoría de los casos.

Pese a eso, todavía ocurren en el mundo más de un millón de muertes anuales relacionadas con la hepatitis y se produce una nueva infección crónica cada diez segundos, según datos difundidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el Día Mundial de la Hepatitis.

El lema elegido para este año es “Una vida, un hígado”. En ese sentido, desde la OMS subrayan que “la hepatitis puede devastar a ambos”, advirtieron en ese sentido desde la OMS.

Es que el hígado realiza silenciosamente más de 500 funciones vitales todos los días (procesa los nutrientes, sintetiza las proteínas y ejerce un rol desintoxicante), fundamentales para la salud del organismo. “Pero la infección por hepatitis viral también es silenciosa, y los síntomas solo aparecen una vez que la enfermedad está avanzada”.

“Aunque hay muchos tipos diferentes de virus de la hepatitis (A a E), la hepatitis B y C son las más preocupantes y causan casi 8.000 nuevas infecciones todos los días, que en su mayoría pasan desapercibidas”, destaca la OMS.

Y enfatiza que la mayoría de las muertes por hepatitis podrían evitarse debido a que existen vacunas y tratamientos efectivos para la hepatitis B e incluso una cura para la hepatitis C.

¿Qué es la hepatitis?

La hepatitis es la inflamación del hígado. Cuando una persona contrae hepatitis, el hígado altera su funcionamiento. En la mayoría de los casos, esa inflamación es causada por un virus, aunque en otros producirse por el consumo en exceso de alcohol, por algunas toxinas, medicamentos o enfermedades.

Los virus que con mayor frecuencia causan hepatitis son los A, B y C. En los casos en los que la infección se vuelve crónica, no manifiesta signos hasta que se encuentra avanzada, con un daño severo que incluye desde fibrosis hasta cirrosis y cáncer de hígado.

¿Cómo se detecta la hepatitis?

Dado que en etapas tempranas avanzan en forma silenciosa, a las hepatitis solo se las puede diagnosticar mediante análisis de sangre. ¿El problema? La mitad de las personas con hepatitis crónica desconoce su diagnóstico.

El testeo para las hepatitis A, B y C permite iniciar un tratamiento oportuno y evitar la transmisión. Las hepatitis A y B son prevenibles con vacunas. Los tratamientos para la hepatitis B crónica y para curar la hepatitis C, son seguros y muy efectivos.

Por eso, los esfuerzos están concentrados en detectar y tratar a las personas que están infectadas y que desconocen su diagnóstico.

En ese sentido, la Sociedad Argentina de Hepatología (SAHE) realiza esta semana testeos, sin turno previo, en 68 puntos de 18 provincias, entre hospitales, clínicas, centros de atención primaria, consultorios, plazas y otros sitios. (Se puede consultar aquí el listado completo)

“La hepatitis C es una enfermedad que la mayoría de las veces no da síntomas, por eso es tan importante realizarse el test por lo menos una vez en la vida. Campañas como esta son oportunidades inmejorables para hacerlo”, dijo Sebastián Ferretti, presidente de la SAHE.

“Si el testeo -que es rápido e indoloro– da negativo, la persona sigue con su vida. En cambio, si da positivo y luego se confirma el diagnóstico, los profesionales de la salud la acompañaremos para que pueda curarse y evitar complicaciones potencialmente severas a futuro”, afirmó.

Fuera de la campaña, los testeos para detectar hepatitis virales pueden realizarse durante todo el año en forma gratuita en hospitales públicos o centros de salud del país. Acá pueden consultarse los 117 Centros de Diagnóstico y Tratamiento de Hepatitis distribuidos a nivel nacional.

A continuación, las diferencias entre las hepatitis virales más comunes A, B y C, cómo se transmiten, síntomas, tratamiento y prevención, según la información de la Coordinación de Hepatitis Virales del Ministerio de Salud.

El testeo puede realizarse en forma gratuita en hospitales y centros de salud del país. Foto Archivo.El testeo puede realizarse en forma gratuita en hospitales y centros de salud del país. Foto Archivo.

Hepatitis A

¿Cómo se transmite la hepatitis A?

La hepatitis A se transmite por por vía fecal-oral, a través de agua y alimentos contaminados con el virus y por vía sexual, por sexo anal con penetración o sexo anal-oral (contacto boca-ano).

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis A?

  • Aparición repentina de náuseas, vómitos y falta de apetito.
  • Fiebre, malestar general y dolor abdominal y articular.
  • En los primeros días la orina puede tornarse oscura y las heces pálidas.
  • En las siguientes semanas puede presentarse color amarillo de la piel y mucosas (ictericia).
  • El período de incubación (tiempo entre el contagio y la aparición de los síntomas) es de 28 a 30 días.
  • En los niños menores de 7 años, la hepatitis A no provoca síntomas en un 70 a 80% de los casos.
  • En las personas adultas, el 25% de los casos no presenta síntomas.

¿Cómo se trata la hepatitis A?

No hay un tratamiento específico para la hepatitis A. Se suele indicar reposo y no realizar actividades físicas en el transcurso de la infección. Es importante evitar el consumo de alcohol y medicamentos que puedan ser tóxicos para el hígado. Las formas graves de hepatitis pueden desencadenar fallas hepáticas fulminantes y requerir internación.

Qué hacer ante el diagnóstico de hepatitis A

Durante las dos semanas siguientes al inicio de los síntomas, es importante seguir estas recomendaciones:

  • Desinfectar el baño con agua y lavandina después de cada uso.
  • Lavar bien las manos, en especial después de usar el baño y antes de comer.
  • No preparar ni manipular alimentos para otras personas.
  • Lavar la ropa, elementos de uso personal y utensilios para comer, por separado del resto de la familia o convivientes.
  • Evitar mantener relaciones sexuales que impliquen contacto oral o manual con secreciones anales (sexo anal, oral-anal, manual-anal).
  • Utilizar preservativo y/o campo de látex en todas las relaciones sexuales.

¿Cómo se previene la hepatitis A?

Con la aplicación de una vacuna gratuita incluida en el Calendario Nacional de Vacunación. Se aplica una única dosis al año de vida. Está también recomendada en grupos que se encuentran en mayor riesgo, con orden médica.

Además de la vacuna, una forma efectiva de prevenir la hepatitis A es implementar medidas de higiene, como lavarse las manos después de ir al baño o cambiar pañales y antes de preparar o ingerir alimentos.

Se recomienda el consumo de agua potable y medidas de saneamiento ambiental, como la correcta eliminación de la materia fecal. Si no hay seguridad de que el agua es potable, se debe hervir o potabilizar con dos gotas de lavandina por cada litro de agua.

Hepatitis B

¿Cómo se transmite la hepatitis B?

Se transmite principalmente por contacto directo con fluidos corporales como semen, secreciones vaginales o sangre, infectados con el virus de hepatitis B.

Son vías de transmisión frecuente: las relaciones sexuales sin preservativo; compartir agujas, jeringas, canutos o elementos cortopunzantes con personas infectadas, hacerse un tatuaje o piercing con material no descartable o debidamente esterilizado.

No se transmite por saliva, sudor, lágrimas ni por leche materna.

Las personas embarazadas con hepatitis B pueden transmitir el virus durante la gestación. Por eso es fundamental el control de salud durante el embarazo y la vacunación del niño o niña al momento del nacimiento.

El período de incubación (tiempo entre el contagio y la aparición de los síntomas) es de 45 a 180 días.

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis B?

Los síntomas de la hepatitis B crónica pueden tardar hasta 30 años en aparecer, y el daño al hígado puede ocurrir de manera silenciosa durante este tiempo.

La mayoría de los adultos que presentan síntomas los manifiestan en un plazo de 3 a 6 meses después de la exposición.

Algunas personas tienen síntomas parecidos a los de la gripe (fatiga y cansancio), también pueden presentar una coloración amarilla en la piel y mucosas (ictericia), náuseas o vómitos, orina de color oscuro, fiebre y escalofríos. No obstante, muchas personas que contraen hepatitis B no presentan ningún síntoma.

En menor medida (entre el 5 y el 10% de los casos) puede evolucionar hacia una forma de hepatitis crónica, que por lo general es asintomática. Estas personas tienen un mayor riesgo de desarrollar cirrosis hepática y cáncer de hígado.

¿Cómo se previene la hepatitis B?

Vacunarse es la manera más segura y efectiva de reducir el riesgo de infección por hepatitis B. La vacuna protege contra la infección en más del 90% de los casos. Son 3 dosis, que en Argentina se aplican en forma gratuita y sin orden médica.

Otras medidas de prevención importantes son evitar el contacto con sangre, evitar compartir agujas, canutos u objetos de higiene personal (como máquinas de afeitar o cepillos de dientes), usar material descartable si se realizan perforaciones en la piel (tatuajes o piercings), utilizar guantes de látex cuando exista contacto con sangre, usar preservativo en todas las relaciones sexuales.

¿Cómo se trata la hepatitis B?

Se recomienda guardar reposo y no realizar actividades físicas durante el transcurso de la infección por Hepatitis B.

Es importante evitar el consumo de alcohol y medicamentos que puedan ser tóxicos para el hígado.

Las formas graves de hepatitis pueden desencadenar fallas hepáticas fulminantes y requerir internación.

Existen tratamientos altamente efectivos para las personas con Hepatitis B crónica. El tratamiento debe ser administrado y controlado por personal médico especializado.

El uso de pruebas rápidas facilita la detección. Foto Archivo.El uso de pruebas rápidas facilita la detección. Foto Archivo.

Hepatitis C

¿Cómo se transmite la hepatitis C?

La hepatitis C se transmite por contacto directo con sangre infectada al compartir agujas, jeringas o elementos cortopunzantes con personas infectadas o al tener relaciones sexuales sin preservativo u otro método de barrera.

Las personas que recibieron transfusiones antes del año 1994 también pudieron haber estado expuestas al virus, ya que se desconocía en ese momento.

También existe la transmisión durante el embarazo, aunque es una vía poco frecuente.

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis C?

En una infección aguda, los síntomas pueden aparecer de 2 semanas a 6 meses después de haber tenido contacto con el virus.

La mayoría de las personas infectadas con VHC no tiene síntomas. Los síntomas de la hepatitis C crónica pueden tardar hasta 30 años en manifestarse, y el daño al hígado suele ser silencioso durante este tiempo.

Fatiga, náuseas o vómitos, fiebre y escalofríos, ictericia, problemas de coagulación, orina oscura, vómitos de sangre o materia fecal negra (sangrado digestivo) y distensión abdominal con líquido dentro del abdomen (ascitis), son signos con los que puede manifestarse.

¿Cómo se trata la hepatitis C?

La hepatitis C se puede curar. En los últimos años aparecieron nuevos medicamentos antivirales que permiten tratamientos cortos (8 o 12 semanas).

El tratamiento de la hepatitis C es universal, seguro y efectivo en el 95% de los casos.

¿Cómo se previene la hepatitis C?

Al momento no se dispone de una vacuna para prevenir la infección por Hepatitis C.

Se debe evitar el contacto directo con la sangre de otras personas, no compartir cepillos de dientes ni otros artículos personales, usar protección en las relaciones sexuales y elementos descartables ante cualquier procedimiento médico invasivo y/o estético.

NOTICIAS RELACIONADAS

MAS LEIDAS