8.6 C
San Luis

Block title

sábado, mayo 25, 2024
InicioPolicialesHizo amenazas de bomba y lo imputaron por intimidación

Hizo amenazas de bomba y lo imputaron por intimidación

Un joven llamó, en menos de una hora, catorce veces al número de emergencias 911 avisando que había puesto bombas en la plaza Pringles, que era sicario y que tenía información de Guadalupe Belén Lucero. Tras una investigación, R.L., de alrededor de 20 años, quedó detenido y acusado del delito de Intimidación pública.

 

El Ministerio Público Fiscal inició la investigación penal preparatoria luego de que la Policía diera participación tras haberlo detenido. El falso denunciante fue capturado el mismo sábado, cuando la Policía llegó al lugar desde donde se realizaron los llamados y lo encontraron autolesionándose. Fue derivado a una sala de primeros auxilios y luego demorado.

La acusación provisional recae sobre él como autor de un presunto delito de “Intimidación pública en perjuicio del orden público”, de acuerdo con los artículos 45 y 211 del Código Penal.

 

Según la información aportada por la fiscal, el hecho que se le imputa se desarrolló entre las 16:32 y las 17:25 del 2 de septiembre. En estas llamadas, afirmó haber colocado una bomba en la plaza Pringles, generando una situación de alarma y riesgo público.

En otro de sus llamados, informó que un hombre había sufrido un disparo de arma de fuego en una pierna y se encontraba cerca de la Sala de Primeros Auxilios de Alto Pencoso, lo que también movilizó a las fuerzas policiales. El imputado dijo ser un sicario de 45 años. Además, agregó que tenía en su poder a la menor desaparecida el 14 de junio del 2021, Guadalupe Lucero, y que él era quien la había secuestrado.

 

La respuesta de los agentes de policía fue rápida y, tras rastrear el número desde el cual se originaban las llamadas, se logró establecer que las mismas provenían de Balde. Agentes policiales procedieron a llamar al número desde donde surgían las llamadas, en unas de esas llamadas el imputado atendió y dijo ser el “Ángel de la Muerte”.

Cuando los efectivos se dirigieron a la propiedad de la madre del imputado, y de donde presuponían que surgían las telecomunicaciones, ella confirmó que su hijo podría estar en una propiedad cercana. Una vez en el lugar, los agentes encontraron al detenido en un estado de agitación y angustia. El joven intentaba autolesionarse con un tenedor, tratando de cortarse los brazos.

 

El hermano del imputado autorizó a los oficiales a ingresar a la propiedad. La Policía abordó al joven, lo redujeron y lo trasladaron al Hospital Central “Ramón Carrillo” para que fuera atendido por los médicos. Luego de que recibió las curaciones pertinentes, quedó detenido.

La formulación de cargos se llevó a cabo ayer, ante el juez de Garantías 3, Marcos Flores Leyes, con la participación de las fiscales adjuntas Claudia Heit y Antonella Romagnolli de la Fiscalía de Instrucción 4, bajo la dirección de María del Valle Durán.

 

Durán mencionó que el hecho es de “gran gravedad, no solo por los mensajes intimidatorios y falsos que ha enviado, sino también porque ha puesto en riesgo la integridad física de los ciudadanos que se encontraban en la plaza Pringles en el momento de su llamado”.

El proceso judicial ahora se encuentra en marcha y se espera que se lleve a cabo una investigación exhaustiva para determinar la responsabilidad final. Fuentes ligadas a la investigación adelantaron que la defensa solicitó una junta interdisciplinaria para resolver si el acusado es imputable, aunque agregaron que “no tiene ningún certificado de discapacidad”.

EL DIARIO DE LA REPUBLICA.

 

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

MAS LEIDAS