9.9 C
San Luis

Block title

sábado, junio 15, 2024
InicioMedio AmbienteLa ONU alertó que las olas de calor están generando una “poción...

La ONU alertó que las olas de calor están generando una “poción diabólica” de contaminantes

  • Se desató una serie de procesos químicos que contaminan las partículas finas.

Las olas de calor, más intensas y frecuentes en distintas partes del globo debido al cambio climático, generan una “poción diabólica” de contaminantes que amenaza a los humanos y a todos los seres vivos. La dura advertencia fue emitida este miércoles por las Naciones Unidas (ONU).

Las capas de humo causadas por los prolongados incendios que sufrieron Atenas, en Grecia, y Nueva York, en Estados Unidos, son la parte más visible de dicha contaminación atmosférica originada principalmente por las olas de calor; pero, que en realidad desataron una serie de procesos químicos mucho más peligrosos de lo que se preveía para la salud.

“Las olas de calor deterioran la calidad del aire, con repercusiones para la salud humana, los ecosistemas, la agricultura y nuestra vida cotidiana”, advirtió Petteri Taalas, secretario de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en la presentación del boletín sobre la calidad del aire y el clima.

El horizonte de Chicago oscurecido por la bruma de los incendios forestales de Canadá. Foto: APEl horizonte de Chicago oscurecido por la bruma de los incendios forestales de Canadá. Foto: AP

Un estudio reciente del Instituto de Política Energética de la Universidad de Chicago (EPIC) estableció que la contaminación de partículas finas – emitidas por vehículos motorizados, la industria y los incendios- representa “la mayor amenaza externa para la salud pública” mundial.

El cambio climático y la calidad del aire “van de la mano y deben ser combatidos juntos para romper este círculo vicioso”, afirmó el responsable de la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Y advirtió que aunque los datos trabajados corresponden al año pasado, “lo que vemos en 2023 todavía es más extremo”.

Los edificios neoyorquinos envueltos del humo resultante de los incendios forestales canadienses. Foto: EFELos edificios neoyorquinos envueltos del humo resultante de los incendios forestales canadienses. Foto: EFE

La OMM subrayó que el cambio climático aumenta la frecuencia y la intensidad de las olas de calor, y por consecuencia aumenta el riesgo de incendios forestales. Esta tendencia seguirá en el futuro, según los especialistas.

“Las olas de calor y los incendios forestales están estrechamente relacionados. El humo de los incendios forestales contiene una poción diabólica de elementos químicos que no solo afecta a la calidad del aire y la salud, sino que también daña las plantas, los ecosistemas y los cultivos, y conlleva más emisiones de carbono y más gas de efecto invernadero en la atmósfera”, explicó Lorenzo Labrador, autor del boletín de la OMM.

El observatorio europeo Copernicus anunció que las temperaturas medias mundiales durante los tres meses del verano boreal (junio-julio-agosto) fueron las más elevadas de la historia.

Contaminantes atmosféricos

Aunque el cambio climático y los contaminantes atmosféricos (como el ozono, los compuestos orgánicos volátiles o los aerosoles) siguen etapas diferentes, ambos están relacionados.

“La calidad del aire y el clima están interconectados porque los compuestos químicos que los afectan están relacionados. Las sustancias responsables del cambio climático y de la degradación de la calidad del aire suelen ser emitidas por las mismas fuentes y los cambios en uno conllevan inevitablemente a cambios en el otro”, recalcó la OMM.

Los incendios forestales en el noroeste de España durante una ola de calor en julio de 2022. Foto: APLos incendios forestales en el noroeste de España durante una ola de calor en julio de 2022. Foto: AP

La organización explicó que durante el año pasado, la larga ola de calor que sacudió a Europa acarreó un aumento de las concentraciones de partículas y de ozono troposférico (justo por encima de la superficie terrestre). Y las concentraciones superaron el nivel recomendado por la OMS en la mayoría del continente europeo.

Durante la segunda mitad del mes de agosto de 2022, se produjeron masas importantes de polvo de desierto en el Mediterráneo y también en Europa. “La coincidencia de temperaturas elevadas y de cantidades elevadas de aerosoles, y de contenido de partículas, afectó a la salud y el bienestar humanos”, apuntó la OMM.

NOTICIAS RELACIONADAS

MAS LEIDAS