2.7 C
San Luis

Block title

lunes, mayo 27, 2024
InicioNacionalesLas impactantes imágenes del colapso de la Ruta 3 en Comodoro Rivadavia:...

Las impactantes imágenes del colapso de la Ruta 3 en Comodoro Rivadavia: quedó partida en dos

  • Ocurrió tras un desplazamiento del Cerro Chenque, donde se produjo una gran grieta.

La ruta nacional 3 en Comodoro Rivadavia, Chubut, se desmoronó este miércoles y quedó partida en dos, tras un desplazamiento del Cerro Chenque. Este es un camino crucial económicamente -provee a Santa Cruz y Tierra del Fuego- y dejó dividida a la población entre la zona norte y sur de la ciudad. Desde hace 28 años se registran desplazamientos; a eso se suman deudas pendientes en materia de licitaciones: ni Lázaro Báez ni Cristóbal López cumplieron sus contratos de obra.

En Comodoro Rivadavia persiste el riesgo de que se desmorone otro sector de la ruta nacional 3, por lo que habrá que esperar varios días para confirmar que la tierra se estabilizó y se pueda planear la obra de reconstrucción. Las últimas marejadas socavaron la base de la ruta tendida entre el Cerro Chenque y el mar, en el mismo lugar que en 1995. Se apunta a la falta de mantenimiento en esa zona.

Todo comenzó el lunes con una grieta sobre el asfalto que obligó por la tarde a interrumpir el tránsito. Fue provocada por dos factores combinados, explicó el secretario de Obras Públicas municipal, Maximiliano López.

“El desplazamiento del Cerro Chenque y las marejadas cada vez más pronunciadas, suponemos por el cambio climático, fueron socavando la base de la ladera por donde se construyó la ruta”, precisó.

Fue así que Vialidad Nacional dispuso el corte total del tránsito en la zona de curva y contracurva que se abre paso entre el Cerro Chenque y el acantilado que da al mar, a la altura del kilómetro 1.830, producto de las grietas que se produjeron en el sector, las cuales se agravaron con el correr de las horas.

“Las fisuras sobre la calzada que aparecieron se fueron proyectando sobre los terraplenes. Estuvimos haciendo el seguimiento y sellado de fisuras a fin de rever los desplazamientos y movimientos tanto verticales como longitudinales”, advirtió en conferencia de prensa, el presidente de Vialidad Nacional de Chubut, Julio Otero.

Explicó que durante la mañana del lunes “hubo movimientos más que importantes” que obligaron más tarde a cortar la ruta hasta nuevo aviso. El sector afectado en el acceso norte a la ciudad de Comodoro Rivadavia terminó por desmoronarse en la mañana de este miércoles, sin provocar accidentes ni heridos.

Se veía venir. El colapso de la calzada era evidente y solo era cuestión de esperar el desenlace. Por eso se cortó el tránsito y se evitaron accidentes”, señaló Otero.

Colapsó la Ruta 3 en Comodoro. Foto: twitter luquejuanpabloColapsó la Ruta 3 en Comodoro. Foto: twitter luquejuanpablo

En redes sociales fueron replicadas impactantes imágenes de cómo quedó partida la cinta asfáltica. Hubo quienes alertaron sobre explosiones en la zona por la profundización de la apertura.

Desde Vialidad Nacional se pidió que se declare la emergencia vial para disponer de trabajos urgentes.

El subsecretario de Ambiente, Daniel González, detalló que en términos geológicos había en la zona de El Chenque “un bloque que supera los 100.000 metros cúbicos de material que se está desplazando”. Y recordó: “Es el mismo bloque que se desplazó en el 95 que tuvo una pequeña reactivación en el año 2003 y hasta ahora estaba muy estable”.

“Este bloque se desliza en dirección hacia el mar y producto de la marejada se quedó sin la base que lo mantenía en su sitio. Sumado al hecho de que venimos registrando desde el año pasado un aumento de la freática, la base de este talud está saturada de agua, y esto disparó el movimiento de este bloque en particular”, añadió.

Como se expresa, los desmoronamientos fueron previsibles; por eso todo apunta a la falta de mantenimiento de los caminos y al constante abandono de la obra.

Según relató Clarín meses atrás, la ruta nacional 3 tiene un tramo que sigue siendo una deuda pendiente. Son 73,6 kilómetros que unen a Santa Cruz con Chubut, y que fueron licitados en 2006: en ese momento y hasta 2015 la obra quedó en manos de Lázaro Báez (Austral Construcciones), y tuvo un avance promedio del 36% y sobrecostos estimados en más de 300%.

En 2016, durante la gestión de Cambiemos, se buscó abaratar los costos de la obra y se hizo la licitación pública por 1.569 millones de pesos. En aquel entonces, la mejor oferta la realizó Cristóbal López, pero corrió la misma suerte que en manos de Lázaro Báez: el contrato fue rescindido por incumplimiento de los plazos. Según la intimación, el avance no superaba el 5% y se denunció al también empresario K por abandono de obra.

Posteriormente, el gobierno de Alberto Fernández reorganizó el contrató y volvió a licitarlo en dos tramos, con un presupuesto general de 10.000 millones de pesos. El primer tramo corresponde a Rada Tilly -límite entre Chubut y Santa Cruz- y está a cargo de la empresa RIGEL SRL.

La segunda obra es la más costosa y es la que volvió a quedar a cargo de la empresa CPC de Cristóbal López, a cargo del tramo de la Ruta Nacional 3 entre el límite entre Chubut y Santa Cruz-Caleta Olivia.

Las causas

“Esto fue un deslizamiento de rocas, de suelo, que se produjo sobre un deslizamiento antiguo, que ocurrió en febrero de 1995. En ese momento se hizo una reparación de las rutas y en las últimas semanas hubo una marejada (la ladera de esa vía está muy cerca del mar) que generó que se descalce. Ahora se está produciendo el acomodamiento de todo ese material”, detalló a Clarín el geólogo José Paredes.

“Hay que esperar”, insistió. “Este deslizamiento (el que partió el camino) es el más alto de la ruta. Por debajo (hacia el sur) hay otro más y hay que ver si ya terminó la actividad (el movimiento de la tierra acomodándose). En dos o tres días vamos a tener una marejada muy fuerte para la zona y eso va a terminar de configurar todo el panorama”, siguió el experto sedimentólogo.

¿Se puede prevenir un deslizamiento donde ya hubo uno anterior? En el 95 se trazó esta nueva ruta y se reparó el sector que había quedado destruido por el descalce.

“A las pruebas se ve que lo que se hizo fue insuficiente. Se trabajó sobre la ladera sur, que da al centro de la ciudad y se tomó como que era lo urgente, además de que implicaba un gasto menor, y no se trabajó nunca sobre la ladera norte, que da hacia donde se produjo el nuevo deslizamiento”, aseguró.

Indudablemente, la ruta seguía estando sobre un sector muy inestable. “Si bien duró lo que duró hasta ahora, volvimos a tener una problemática parecida, en una escala más pequeña. Deja dividida a la población“, marcó el geólogo.

Por el momento se guía a los pobladores hacia caminos alternativos, para evitar la desconexión total por camino cortado. “Pero eso no resuelve el problema que se viene con la movilidad interna. Por ahí circulan más de 50 mil autos y más de mil camiones. Una obra realmente acorde a lo que se necesita llevaría años”, indica.

Respecto al mantenimiento, dice que esa vía está siendo monitoreada por su equipo de la Universidad Nacional de la Patagonia, porque “está a 100 metros de acantilados, en un terreno que está retrocediendo 1 metro por año, desde 1968”.

Es una problemática que establece no sólo una reparación del camino sino “una planificación a largo plazo que contemple tanto las marejadas como el cambio climático, que hace que las tormentas sean más importantes”.

Tránsito afectado y fuertes demoras

La grieta había provocado una restricción en el tránsito sobre un sentido de circulación a principios de esta semana, pero luego la situación se transformó en crítica y se decidió la interrupción total del tránsito que se desvía por las barriadas populares.

“El tema es que son 54.000 vehículos que pasan por ahí”, indicó López.

Así quedó el sector afectado y cortado al tránsito.Así quedó el sector afectado y cortado al tránsito.

A ese número hay que agregarle los 1.300 camiones de carga que circulan por la red troncal que une al sur con el norte del país, a quienes desde el fin de semana obligaron a transitar por la ruta provincial 37.

Entre las consecuencias del desvío para el “tránsito pesado” se producen demoras de hasta cinco horas para la flota de camiones de carga y dificultades para el abastecimiento de combustible que se siente en algunas estaciones de servicio que exhibían mangueras cruzadas en los surtidores.

NOTICIAS RELACIONADAS

MAS LEIDAS