24.2 C
San Luis

Block title

viernes, abril 19, 2024
InicioLocalesLas monjas Benedictinas del Suyuque anunciaron el cierre del monasterio que fuera...

Las monjas Benedictinas del Suyuque anunciaron el cierre del monasterio que fuera inaugurado en 1984 en esa localidad.

Las monjas Benedictinas han tomado la difícil decisión de cerrar el Monasterio de Suyuque Nuevo. Esta decisión, tomada después de mucha reflexión y consideración, marca el final de una larga y significativa presencia espiritual en la comunidad.

Durante muchos años, el Monasterio de Suyuque Nuevo ha sido un lugar de oración, reflexión y servicio para las monjas Benedictinas y un punto de encuentro para aquellos que buscaban un refugio espiritual. Su labor ha sido fundamental en la comunidad, y su cierre representa un momento de profunda tristeza para todos aquellos que han sido tocados por su presencia.

Luego de un largo proceso de discernimiento y oración, han llegado a la dura decisión de cerrar el Monasterio, dada la imposibilidad de contar con las hermanas suficientes. Las he acompañado muy de cerca en este proceso y doy fe de que han hecho todo lo humanamente posible y coincido con ellas en que Dios está haciéndose providente en este duro y fecundo momento”, comunicó el Obispo.

Las hermanas donarán el Monasterio a la Diócesis de San Luis. “No puedo más que agradecer, valorar y admirar la gran generosidad”, destacó Barba; y agregó: “Me he comprometido en recibirlo a fin de asegurar la continuidad y santidad de ese santo lugar”.

“Es sin duda un verdadero momento Pascual, de Gracia y de Providencia, donde una vez, más las hermanas nos han dado una lección de vida, de fe, de enrega, de amor a la iglesia”, completó el Obispo.

En el monasterio, las monjas vivían según la Regla de San Benito. El edificio fue edificado en 1984 en el paraje Suyuque Nuevo.

La comunidad benedictina arribó desde Buenos Aires en 1977 y se estableció primero en Villa de Fátima (Juana Koslay).

En diciembre de 1979 una amiga del monasterio donó el terreno en medio de la sierra. Gracias a los aportes donados por la Abadía de Santa Escolástica, otros monasterios de la orden benedictina y numerosas instituciones y fieles, construyeron el lugar.

NOTICIAS RELACIONADAS

MAS LEIDAS