13.6 C
San Luis

Block title

jueves, abril 25, 2024
InicioSociedadLos secretos de la longevidad de Singapur, la sexta ciudad de la...

Los secretos de la longevidad de Singapur, la sexta ciudad de la zona azul donde la gente vive las vidas más largas y felices

Esta nación fue incorporada a la lista de regiones donde las personas viven más años. Qué diferencia al pequeño país asiático de los otros territorios de la nómina

Desde principios de la década de 2000, cuando Gianni Pes designó a Cerdeña, Italia, como la ciudad inaugural de la zona azul, Buettner se propuso encontrar otras ciudades con estadísticas y comunidades similares

Un hombre de unos 60 años llamó inmediatamente la atención de Dan Buettner durante sus viajes en busca de otra zona azul. Douglas Foo, un millonario hecho a sí mismo, fundó la cadena alimentaria Sakae Sushi en Singapur en 1997, a los 28 años. Buettner describe a Foo como una persona orientada a la familia, motivada y enérgica. Le encanta hacer ejercicio y participa en su comunidad a través del trabajo voluntario. Lo más importante es que se divierte mientras lo hace.

“Tiene una risa que cada vez que se ríe a carcajadas, se recuesta, abre la boca y decanta su alma”, le dice a Fortune en una sesión Buettner, fundador de Blue Zones LLC, miembro de National Geographic y autor de best sellers. entrevista abajo. “No puedes evitar ser feliz con él”.

Buettner ha viajado por todo el mundo investigando las ciudades más felices y saludables durante dos décadas. Durante su búsqueda, aprende lecciones de los residentes y el entorno de las cinco zonas azules nombradas, que producen las comunidades más longevas.

Después de una pausa de casi 15 años, Buettner anuncia Singapur, el hogar de Foo, como la zona azul más reciente en unirse a las filas. En muchos sentidos, Foo encarna el espíritu de esta zona azul recientemente reconocida, que Buettner detalla en su nuevo libro, The Blue Zones: The Secrets for Living Longer.

“Es una zona azul diseñada, en lugar de una que surgió orgánicamente como las otras cinco”, dice Buettner, señalando cómo Singapur pasó a ser un centro urbano en las últimas décadas”“Es una zona azul diseñada, en lugar de una que surgió orgánicamente como las otras cinco”, dice Buettner, señalando cómo Singapur pasó a ser un centro urbano en las últimas décadas”

“Con entusiasmo ilimitado y energía incontenible, Foo personificó el ideal de éxito de Singapur”, escribe Buettner en la introducción de Singapur de su libro.

Desde principios de la década de 2000, cuando Gianni Pes designó a Cerdeña, Italia, como la ciudad inaugural de la zona azul, Buettner se propuso encontrar otras ciudades con estadísticas y comunidades similares. Desde 2009, cuatro zonas azules más se han sumado a las filas: Loma Linda, California; Icaria, Grecia; Okinawa, Japón; y Nicoya, Costa Rica.

Buettner llama a Singapur la “zona azul 2.0, la próxima frontera del envejecimiento” en su nuevo libro, que destaca mucho más que el entusiasmo de los propios residentes. Los datos de salud, el panorama y los incentivos políticos han establecido la isla multicultural de influencia india, malaya y china como un faro de salud y felicidad.

Presentamos la sexta zona azul del mundo

Buettner llama a Singapur la “zona azul 2.0, la próxima frontera del envejecimiento”Buettner llama a Singapur la “zona azul 2.0, la próxima frontera del envejecimiento”

Buettner se sintió intrigado por Singapur por primera vez en 2005, cuando escribió un artículo de portada para National Geographic sobre la felicidad, según cuenta a Fortune. Desde entonces, se reunió con residentes y examinó datos, analizando las métricas de salud de la isla. La esperanza de vida ha aumentado 20 años desde 1960 y el número de centenarios se ha duplicado en la última década, escribe Buettner en su libro.

“Además de tener una satisfacción con la vida muy alta, estaban produciendo la población más longeva y saludable”, afirma.

A diferencia de las otras zonas azules, cuyas métricas de longevidad se derivan de años de historia, cultura y tradición, el estatus de Singapur proviene de cambios implementados a lo largo del tiempo.

“Es una zona azul diseñada, en lugar de una que surgió orgánicamente como las otras cinco”, dice Buettner, señalando cómo Singapur pasó a ser un centro urbano en las últimas décadas. “Es evidente que han producido el resultado que queremos”.

Con políticas destinadas a mantener a las personas intergeneracionalmente comprometidas, caminando y comprando alimentos saludables, Singapur representa una longevidad saludable.

Transporte y ejercicio

El transporte público moderno, los impuestos al uso individual del auto y la señalética de la ciudad son políticas que incentivan a las personas a caminar y moverseEl transporte público moderno, los impuestos al uso individual del auto y la señalética de la ciudad son políticas que incentivan a las personas a caminar y moverse

En sus viajes, Buettner observó cómo las pasarelas de Singapur protegían a los residentes del sol, con “espacios verdes intencionales que los hacían estéticamente agradables”.

La señalización orientada a los peatones cubre la ciudad, lo que hace que sea seguro viajar a pie. La isla también aplica impuestos a los automóviles y a la gasolina, lo que invierte dinero en un sólido sistema de metro donde la gente vive a no más de 400 metros de una estación, añade. Más allá de los beneficios ambientales del transporte público, las personas incorporan en su rutina el ejercicio físico y la conexión al caminar y utilizar el transporte público.

“Los peatones se ven favorecidos sobre los automovilistas cuando conducen por la ciudad”, dice Buettner. “Están dando 10.000 o 20.000 pasos al día sin siquiera pensarlo”.

Acceso a alimentos saludables

En Singapur se subvencionan los alimentos saludables para que las personas puedan acceder a ellos En Singapur se subvencionan los alimentos saludables para que las personas puedan acceder a ellos

Buettner quedó asombrado por el panorama de compras de alimentos en Singapur. Se subvencionaron alimentos saludables, lo que incentivó a las personas a comprar alimentos integrales con abundantes nutrientes en lugar de alimentos más procesados (Buettner aún no ha visto esta iniciativa implementada ampliamente en todo el mundo o en otras zonas azules).

A escala sistemática, el gobierno de Singapur redujo la cantidad de azúcar en las bebidas azucaradas y añadió etiquetas de alimentos saludables a los artículos con cantidades limitadas de azúcar, grasa y sodio.

“La gente consume menos azúcar sin pensar”, dice Buettner.

Combatir la soledad

Las autoridades de Singapur son conscientes de la necesidad del contacto social para mantenerse sanoLas autoridades de Singapur son conscientes de la necesidad del contacto social para mantenerse sano

Una ciudad desempeña un papel importante en el establecimiento del sentido de comunidad de las personas. En una encuesta de Harris realizada en nombre de Fortune a principios de este año, estar más cerca de los sistemas de apoyo fue una de las principales razones por las que la gente planeaba mudarse en los próximos dos años.

“La soledad es en gran medida una función del entorno”, dice Buettner. “Si vives en un callejón sin salida en los suburbios, y especialmente si no te agradan tus vecinos, es muy poco probable que te encuentres por casualidad con alguien y tengas una conversación”.

La arquitectura de Singapur sirve como antídoto contra la soledad misma. La gente vive en rascacielos, lo que refleja la diversidad de la población. Los residentes pueden congregarse en vendedores de alimentos, mercados y espacios al aire libre locales.

“Compartes mesas e interactúas con el usuario del puesto, interactuando con la persona que está a tu lado”, dice Buettner. “Las posibilidades de que te encuentres con un viejo amigo o hagas uno nuevo son exponencialmente mayores”.

Cuidado de la salud

El país asiático insta al ejercicios e invierte en hospitales bien equipados (Getty Images)El país asiático insta al ejercicios e invierte en hospitales bien equipados (Getty Images)

Buettner describe un hospital en Singapur como un “Four Seasons Resort”. El diseño del hospital refleja un hotel de lujo con espacios al aire libre, restaurantes y clases, que unen a la comunidad en general, escribe. Con el objetivo de optimizar la salud de las personas mayores mediante la prevención de enfermedades crónicas en sus últimos años, el hospital que visitó Buettner tiene un programa que envía enfermeras a la comunidad. Ayudan con exámenes de detección gratuitos y conectan a los pacientes con alimentos más saludables si es necesario.

Los funcionarios también han implementado un “Desafío Nacional de Pasos” donde los residentes pueden canjear puntos y usarlos en restaurantes y tiendas locales después de registrar 10.000 pasos por día.

Encuentros intergeneracionales

Desde la arquitectura que promueve el encuentro hasta una reducción impositiva para quienes mantengan a sus padres ancianos cerca, Singapur promueve el contacto entre generacionesDesde la arquitectura que promueve el encuentro hasta una reducción impositiva para quienes mantengan a sus padres ancianos cerca, Singapur promueve el contacto entre generaciones

Los singapurenses obtienen una reducción de impuestos si sus padres ancianos viven con ellos o cerca de ellos, dice Buettner. Alienta a las familias a permanecer cerca de sus hijos y nietos.

“Los padres ancianos son esta maravillosa fuente de resiliencia, de sabiduría agrícola y culinaria que simplemente almacenamos en residencias de ancianos”, afirma. “Aquí en Singapur, en parte debido a alguna política inteligente para fomentarlo, se aprovecha todos los días”.

Otro proyecto llamado Kampung Admiralty desarrollado en 2018 tiene como objetivo conectar a las personas mayores con la naturaleza y personas de todas las generaciones.

“El hecho de que tengamos esta población que diseñó la salud nos brinda una fuente de lecciones a las que los formuladores de políticas estadounidenses deberían prestar atención si también queremos una población sana y libre de enfermedades”, dice Buettner, quien señala cómo el 70% de los residentes de Singapur confía en sus gobierno.

El Kampung Admiralty alberga un parque cubierto, centros de espectáculos, patios de comidas, apartamentos y un centro médico; el cuidado de personas mayores y el preescolar se diseñaron uno al lado del otro, escribe Buettner.

Buettner ha viajado por todo el mundo investigando las ciudades más felices y saludables durante dos décadas. Durante su búsqueda, aprende lecciones de los residentes y el entorno de las cinco zonas azules nombradas, que producen las comunidades más longevasBuettner ha viajado por todo el mundo investigando las ciudades más felices y saludables durante dos décadas. Durante su búsqueda, aprende lecciones de los residentes y el entorno de las cinco zonas azules nombradas, que producen las comunidades más longevas

“[En Estados Unidos] vivimos en un entorno alimentario tóxico y que promueve un estilo de vida sedentario y solitario. Y eso no va a cambiar hasta que comencemos a aprobar políticas que hagan que caminar sea más fácil y que los alimentos saludables sean más fáciles que la comida chatarra. Y tenemos que dejar de golpear el caballo muerto de la responsabilidad individual”, afirma Buettner.

Mientras Buettner busca contendientes para la zona azul, admite que le resultará difícil encontrar otra “zona azul orgánica”. Las Blue Zone 2.0, por otro lado, están en juego.

“La gran lección en lo que respecta a conectarse socialmente, moverse de manera más irreflexiva, es que nuestro gobierno piense en diseñar espacios que reúnan a las personas que van a pie”, dice.

NOTICIAS RELACIONADAS

MAS LEIDAS